91 188 88 69 · 93 396 86 27

Whatsapp: 630 144 004

Venta de culatas nuevas y reconstruidas para TOYOTA HIGHLANDER

La manera más facil de encontrar piezas y recambios de coche

Culatas para TOYOTA Highlander

Versión Carburante Cv Año Fab. Motor Información
HIGHLANDER 2.4I Gasolina 143 Del 2000 al 2009 2AZFE Consultar
HIGHLANDER 2.4I 4X4 Gasolina 156 Del 2000 al 2009 2AZFE Consultar
HIGHLANDER 3.0I Gasolina 223 Del 2000 al 2009 1MZFE Consultar
HIGHLANDER 3.0I 4X4 Gasolina 156 Del 2000 al 2009 1MZFE Consultar
HIGHLANDER 3.3 Gasolina 218 Del 2004 al 2009 3MZFE Consultar
HIGHLANDER 3.3 4X4 Gasolina 218 Del 2004 al 2009 3MZFE Consultar
HIGHLANDER 3.5 Gasolina 273 Del 2007 al 2009 2GRFE Consultar
HIGHLANDER 3.5 4X4 Gasolina 273 Del 2007 al 2009 2GRFE Consultar

La culata, en los vehículos TOYOTA HIGHLANDER es la parte superior de un motor que permite el cierre perfecto de la cámara de combustión.

La culata se une al bloque del motor mediante unos tornillos y la junta de la culata.

Para aumentar la eficiencia del motor, a la culata se le han añadido diferentes válvulas y tren de balancines que las accionan para permitir la entrada y salida de gases a la cámara de combustión. Hoy en día, el sistema es más complejo, y se desplazan los ejes de levas desde el bloque.

Si el motor de combustión interna es de encendido, motor Otto, en los orificios roscados se sitúan las bujías. En el caso de ser encendido por compresión, motor diesel, en los orificios se encuentran los inyectores.

A lo largo de la historia, las características de la culata han ido sido modificados en función de la evolución de los motores. Actualmente los diseñadores se preocupan por prolongar la eficacia del motor y por facilitar su manipulación.